En 2016, en un buffet de Copenhague, un grupo de amigos ve cómo los camareros tiraban a la basura toda la comida que había sobrado y deciden pasar a la acción. Juntos crean una app para aprovechar toda la comida no vendida al final del día en todo tipo de comercios para así evitar el desperdicio de alimentos. En poco tiempo se convierte en la startup más prometedora de Europa e inicia su expansión a otros mercados. En apenas 5 años, Too Good To Go se ha convertido en un movimiento global presente ya en 15 países con una comunidad de más de 33 millones de usuarios y al que se han unido más de 80.000 establecimientos consiguiendo salvar más de 60 millones de packs de comida, o lo que es lo mismo, logrando evitar el desperdicio de más de 60.000 toneladas de alimentos. Pero Too Good To Go se ha propuesto ir más allá en su lucha contra el desperdicio alimentario y lo descubriremos de la mano de Jonathan Zarzalejo, Head of Marketing de la plataforma en España.